academiademodelos.com.

academiademodelos.com.

Cómo no equivocarse con los leggings

Introducción

Los leggings se han convertido en una prenda popular en el armario de muchas mujeres. Con la comodidad que ofrecen y la multitud de opciones de diseño, hay muchas maneras de incorporar los leggings en la moda cotidiana. Sin embargo, es fácil equivocarse con esta prenda. Desde escoger el tamaño incorrecto hasta combinarlos con la pieza equivocada, hay muchos errores que se pueden cometer al elegir leggings. En este artículo, hablaremos sobre cómo no equivocarse con los leggings.

Escoger la talla correcta

Escoger el tamaño adecuado es crucial cuando se trata de leggings. A diferencia de los jeans o pantalones de tela, los leggings no tienen la misma resistencia y pueden volverse transparentes si son demasiado ajustados. Por otro lado, si son demasiado grandes, no tendrán la forma correcta y se verán arrugados en los tobillos y rodillas.

Cuando vayas a comprar leggings, pruébate un par del tamaño que normalmente usarías en pantalones de tela. Mira en un espejo o pídele a un amigo que te mire detrás para ver si hay algún espacio en blanco en la tela. Si es así, el tamaño es demasiado grande. Si ves arrugas en el exceso de tela, el tamaño es demasiado pequeño. También puedes hacer una prueba de resistencia en casa. Ponte los leggings y dobla hacia adelante para ver si se ve a través de la tela. Si puedes ver tu ropa interior, entonces necesitas un tamaño más grande.

Considera la textura

Los leggings vienen en muchas texturas diferentes, desde algodón y lana hasta cuero sintético y spandex. Cada textura se adapta mejor a diferentes ocasiones y estilos. Por ejemplo, los leggings de algodón son geniales para un día casual en casa o para hacer ejercicio, mientras que los leggings de cuero sintético son mejores para ocasiones más formales o una noche en la ciudad.

Si vas a usar leggings de cuero sintético, es importante tener en cuenta que estos leggings no son respirables como el algodón o la lana. Por lo tanto, pueden sentirse incómodos si los usas por un período prolongado de tiempo. También es importante evitar usar pantalones de cuero sintético en climas cálidos.

Elige una longitud adecuada

Hay leggings de longitud completa, leggings hasta el tobillo y leggings hasta la pantorrilla. Cada longitud se adapta mejor a diferentes ocasiones y estilos. Cuando elijas la longitud de los leggings, considera la ocasión y el tipo de zapato que usarás. Los leggings completos funcionan mejor con zapatos cerrados, mientras que los leggings hasta el tobillo funcionan mejor con zapatos abiertos o sandalias de tiras.

En general, los leggings completos son mejores para el clima frío, mientras que los leggings hasta la pantorrilla son mejores para el clima cálido. Los leggings hasta la pantorrilla también son excelentes para un estilo casual y deportivo.

Combinando los leggings

Combinar los leggings con la pieza equivocada puede arruinar todo el atuendo. Aquí hay algunos consejos para combinar los leggings de la manera correcta:

Con una camiseta larga o una sudadera:

  • Si es una camiseta larga, elige una que cubra tus caderas para evitar cualquier transparencia en la parte trasera.
  • Si es una sudadera, asegúrate de que el dobladillo caiga justo por encima de tus caderas. Esto te dará una silueta más halagadora.

Con una chaqueta o abrigo:

  • Una chaqueta corta o un abrigo no tan largo es perfecto para combinar con leggings. Un abrigo largo puede hacerte ver desestructurada y poco atrevida.
  • Elige una chaqueta o abrigo que se ajuste bien a tu figura y que complemente los colores de tus leggings.

Con zapatos:

  • Los leggings se ven muy bien con zapatillas de deporte o botines. Los zapatos planos también funcionan bien con leggings largos.
  • En el caso de leggings de cuero sintético, los tacos altos son la mejor opción para un evento formal.

¿Qué no hacer con los leggings?

Ahora que hemos discutido lo que se debe hacer al elegir y combinar leggings, hablemos de lo que no se debe hacer:

No usar leggins como pantalones:

Los leggings no son pantalones, y por eso no deben ser usados como tales. Si deseas llevar leggings como pantalones, asegúrate de que la longitud sea adecuada y que la pieza superior no sea demasiado ajustada. Incluso en este caso, trata de evitar usar leggings en un ambiente profesional.

No usar leggings blancos:

Por muy popular que sea la moda, los leggings blancos pueden ser muy peligrosos. Son muy propensos a ser transparentes y pueden hacer que te veas poco halagadora. En lugar de optar por blancos, elige colores más oscuros que serán más seguros.

No usar leggings con estampados atrevidos:

Si eres atrevida en el estilo, puedes pensar que usar leggings con estampados atrevidos es una excelente manera de demostrar tu personalidad. Sin embargo, este tipo de legging debe ser manejado con precaución. Elige estampados más neutral o discretos para evitar parecer muy llamativa.

Conclusión

Los leggings son una pieza cómoda y elegante que pueden ser incorporados en muchos looks diferentes. Sin embargo, es importante elegir el tamaño y la longitud adecuada, así como combinarlos con la pieza correcta. Con estos consejos, te aseguramos que no equivocarás en el estilo de los leggings. Recuerda, elige los leggings que más te gusten y mantén una actitud segura.